Resistencia a la Insulina o Hiperinsulinemia

Desde 1993 CLINICA PRINSO ® www.ClinicaPrinso.com en Monterrey, N. L. México ha estado brindando a decenas de miles de personas la posibilidad de comprender, aceptar y RESOLVER el problema de Resistencia a la Insulina (Hiperinsulinemia), que sin diferenciar sexo, edad, raza, cultura, ubicación geográfica, tipo de alimentación o entorno socioeconómico, da lugar a la acumulación insidiosa y progresiva de grasa en el cuerpo (Sobrepeso y Obesidad).

Y a través de todas las personas que han recibido beneficios, se está logrando mayor concientización de la seriedad de este Problema de Salud Mundial, que actualmente está afectando al 70% de la población estadounidense.

AL RESOLVER el problema de La Resistencia a la Insulina (Hiperinsulinemia) por medio del Tratamiento PRINSO © (investigado, desarrollado y registrado por el Director Jorge Ramos), que es Específico, Natural e Integral, a base de una Alimentación Sana, Completa, Variada y siempre Más que Suficiente y el apoyo del Sistema de los 8 Puntos © de Acupuntura China; SE OBTIENEN los siguientes beneficios:

– Los Kilos o Libras de más, se van como vinieron (vinieron como consecuencia de la alteración de la insulina, se van como consecuencia de la Regulación de la Insulina; así de simple.

– Se asegura un excelente Estado de Nutrición, al estar consumiendo Carbohidratos, Proteínas, Grasas, Vitaminas, Minerales, líquidos y todos los elementos y complementos necesarios en la Nutrición que vienen en los productos que se pueden consumir Libremente y que se consiguen en cualquier supermercado.

– Se regulan de manera natural los niveles de azúcar en la sangre y esto a su vez, da lugar a dos cosas: Menor ansiedad (cravings) por comer dulces, tortillas, chocolates, pan, etc. y por otro lado se reduce de manera importante los riesgos de Diabetes y en quienes ya la padecen, reducen progresivamente la dosis de medicación, sea tomada o inyectada.

– Se mejora la autoestima, la confianza en sí mismo y la apariencia física.

– Se previenen o mejoran problemas como la hipertensión arterial (presión alta), colesterol alto, trastornos del tiroides, diabetes, problemas cardiovasculares, trastornos de la menstruación, gastritis, dolor de cabeza, dolor de espalda, dolor de cintura, dolor de articulaciones, dificultad en la respiración, agotamiento fácil, problemas de la columna vertebral, problemas de circulación, retención de líquidos, várices, ansiedad, depresión, riesgo de padecer cáncer, etc.